Uncharted 4

El desenlace del ladrón superó las expectativas y son millones los que lo han disfrutado pero siempre quedan incautos que no han probado la experiencia de juego de Uncharted 4, por lo que vale la pena hablar una vez más de él.

La última aventura de Nathan Drake para PS4 se ha ganado un sitio en el paraíso de los videojuegos con un trabajo de orfebrería técnica, artística y jugable que quedará para los anales de la arqueología.

Los estándares de calidad que sienta son demenciales, y va a ser difícil que, en los próximos años, alguien sea capaz de acercarse siquiera a la marca en la que ha dejado el listón.

El desenlace del ladrón es el punto final a la saga Uncharted y, por si os interesa saberlo, la traducción del título al español no está tan mal tirada como parecía. El juego se ambienta un par de años después de la tercera entrega, con Nathan Drake retirado de la búsqueda de tesoros, tras haberse casado con la reportera Elena Fisher. Sin embargo, su hermano Samuel, al que creía muerto, reaparece en su vida para pedirle que le ayude en la búsqueda de un tesoro relacionado con el pirata Henry Avery, que habría amasado un botín de 400 millones de dólares en un solo ataque, antes de fundar Libertalia, una utopía pirata. Para dar con él, tendrán que viajar por varios países, con la isla de Madagascar como protagonista indiscutible.

Con ese planteamiento, tenemos la historia más atractiva de la saga, por varios motivos.

Por un lado, por el particular Equipo A que forma el bando protagonista, con Nathan, Samuel, Elena y, cómo no, Victor Sullivan. Los lazos familiares entre ellos dan mucho juego de cara a plantear dilemas morales, con el trasfondo de que cada tesoro tiene su coste. Por otro lado, los villanos son, seguramente, los más carismáticos de la saga o, al menos, los mejor construidos en lo psicológico. Están Rafe Adler, un cazatesoros sin escrúpulos; Nadine Ross, la implacable dueña de una corporación militar privada; y Héctor Alcázar.

Naughty Dog nos invita a participar en una última aventura. Nos promete la eterna juventud, la posibilidad de demostrar que seguimos en forma después de tanto tiempo. Nathan se olvida de sus responsabilidades y se lanza a su mayor reto (cazar el tesoro del pirata Avery es sólo una excusa). Lo bueno, es que, al contrario que en otras historias, esta decisión tiene sus consecuencias. Tendremos que pagar el precio de nuestra valentía; un precio más sentimental que “real”.

Algún día llegará un juego de aventuras que haga guiños a la tetralogía Uncharted.

Uncharted 4

| Cultura & Ocio | 0 Comments
About The Author
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.